Técnica Metamórfica

Es una terapia manual basada en unas suaves y profundas manipulaciones en las zonas reflejas de la columna vertebral en pies, manos y cráneo. Con el tratamiento adecuado se desbloquea la energía vital que permanece estancada en el cuerpo. Este desbloqueo facilita un proceso de transformación consiguiendo resultados asombrosos de liberación, bienestar y equilibrio.

En la naturaleza obervamos constantemente procesos de metamorfosis: la semilla se convierte en planta, el gusano da lugar a la mariposa… En el cuerpo humano la transformación también tiene lugar. Igual que la tierra es un catalizador para la semilla, el practicante de Técnica Metamórfica lo es  junto al paciente para que su energía y poder vital se manifiesten, desde lo que uno es aquí y ahora, hacia lo que puede llegar a ser.

La Técnica Metamórfica es un poderoso estimulante para que el poder de curación innato en cada persona se manifieste.

¿Cómo funciona?

Una sesión dura una hora. Mientras el paciente permanece estirado en la camilla, el terapeuta aplica toques y pases sutiles en pies, manos y  cabeza.

Se produce una profunda relajación, sin juicio y en conexión con las sensaciones corporales. Así se integra la información que se libera en cada sesión. El terapeuta trabaja con el único propósito de facilitar el proceso de homeostasis del paciente,  desde una actitud fundamentada en la escucha y en un estado meditativo y de atención plena, acompaña y sostiene el proceso responsable del paciente.

Si quieres tener la experiencia reserva cita enviando un correo electrónico o por teléfono llamando al 699 699 024.

¿A quien puede beneficiar?

La técnica metamórfica es un método suave, profundo y no invasivo. Respeta los límites del paciente y sostiene lo que el propio cuerpo puede liberar y sanar en cada momento. Es beneficioso para cualquier persona, independientemente de su edad y condición, que desee experimentar un cambio y mejora personal.

¿En que condiciones está especialmente indicada?

• Cuadros depresivos, fobias, ansiedad, estres…

• Trastornos del sueño, insomnio.

• Fibromialgia.

• Accidentes y traumas.

• Adicciones (tabaco, alcohol…)

• Problemas respiratorios, síndromes alérgicos y asma.

• Cefaleas y migrañas.

• Problemas digestivos (digestiones lentas, gases, dispepsias, ardores…)

• Transtornos de la atención, hiperactividad.

• Enfermedades terminales (como ayuda a la aceptación del tránsito).

• La concepción, la gestación y el parto.

Está también recomendada para quienes se enfrentan a una enfermedad, ya sea de índole física o emocional, y también a quienes afrontan la vejez, alguna discapacidad o un periodo de transición en su vida o situaciones en las cuales se necesita restablecer el equilibrio emocional.

La Técnica Metamórfica es un gran apoyo para personas que desean evolucionar, vivir en armonía y, en general, para cualquier persona que quiera mejorar su calidad de vida.

Si quieres tener la experiencia reserva cita enviando un correo electrónico o por teléfono llamando al 699 699 024.