Meditación

La meditación es una práctica de desarrollo espiritual basada en el cultivo de la calma mental, corporal y emocional y en el desarrollo de una introspección lúcida y penetrante. Facilita el despertar de la conciencia de ser y permite el descubrimiento de la enorme riqueza que encierra nuestra naturaleza.

Se ha asociado con relajación, armonía y paz interior, pero algunas investigaciones han demostrado que va mucho más allá. Su práctica puede llegar a modificar algunas regiones del cerebro relacionadas con aspectos cognitivos y psicológicos. Y en el día a día, permite desconectar el “piloto automático” con el que pasamos gran parte del tiempo, para vivir con mayor plenitud y sin interferencias de lo que la mente dice sobre lo que podría o debería pasar. Así se puede tomar consciencia del momento presente y de uno mismo, y se generan muchos beneficios saludables.

Algunos de los beneficios de la meditación

A nivel físico, reduce la tensión y el estrés, fortalece el sistema inmunológico, retrasa el proceso de envejecimiento, mejora el sueño, equilibra el nivel de energía que necesita utilizar el cuerpo, eliminando malos hábitos y sobreesfuerzos innecesarios.

A nivel psicológico, mejora la autoestima, tranquiliza, aparca las preocupaciones, aporta claridad mental, refuerza el pensamiento positivo, facilita manejar las dificultades ayudando a no atarse a las ideas o emociones desagradables para que no dominen la mente.

A nivel cognitivo, mayor concentración y productividad, mejor incluso en momentos de presión, mejora la memoria, la atención visual, la creatividad y el aprendizaje.

En las relaciones personales, aumenta la confianza en uno mismo, mejora la tolerancia, la sensibilidad y la amabilidad.

A nivel de autoconocimiento, fomenta el desarrollo personal, la autocomprensión y la apertura a la vida.

Es además un buen recurso para tratar la ansiedad, la depresión, adicciones y el dolor crónico.

¿Cómo funciona?

Para asistir a las clases de meditación no es necesaria experiencia previa ni un entrenamiento específico. Basta con traer ropa cómoda y reservar hora enviandome un mail o en el teléfono 699 699 024.

Las sesiones individuales y los grupos “a medida”. Especialmente pensadas para l@s que teneis horarios poco flexibles. Empezamos por entender y experiementar los tres pilares fundamentales de la meditación: la postura, la respiración y la actitud mental, aprendiendo el delicado arte de sentirse y soltarse. A partir de aqui, dependerá de ti hasta donde quieres profundizar en la práctica.

Puedes venir sol@ o ponerte de acuerdo con un@s amig@s y formar un pequeño grupo.

Las sesiones duran aproximadamente una hora en la que respiramos de una forma nueva, tranquilizamos la mente, tomamos conciencia de las tensiones, soltamos lastre innecesaro cargado en nuestra “mochila” y descansamos de ese sobrepeso, conectando con quien de verdad somos y con que de verdad queremos.

Los grupos. Partiendo de la misma premisa, profundizamos en la práctica ayudad@s del movimiento, la meditación andando, la observación atenta, el desarrollo de los sentidos, los sonidos, algunos textos… Me gusta trabajar con grupos reducidos para no perder la calidad del contacto personal y hacer un seguimiento individualizado del proceso de cada un@.

Los talleres intensivos. Si lo que quieres es internarte o profundizar en la práctica de forma puntual en un taller de una mañana o un día entero.

“…el misterio está en que es posible hacer lo que no sabemos hacer…” Edward Espe Brown

¿Quién puede meditar?

Absolutamente todo el mundo! Sin límite de edad. Si piensas que no es para ti, que es muy dificil o que no puedes estarte quiet@, no lo dudes, ponte en contacto conmigo y descubriras que, como dice Nelson Mandela “todo parece imposible, hasta que se hace”.

Si quieres tener la experiencia reserva cita enviando un correo electrónico o por teléfono llamando al 699 699 024.