Masaje Denshin

I shin den shin… De corazón a corazón

Un Masaje Denshin es un masaje integral que contempla, comprende y entra en relación con cada cuerpo como un ser único.

En cada sesión, combino las manipulaciones propias del Movimiento Integral, con las presiones, estiramientos y toques sutiles más cercanos a la Terapia Craneo Sacral y la Reflexoterapia entre otras técnicas, con el objetivo de devolverle al cuerpo su eje interno y sus proporciones simétricas.

Trabajo con cada persona de la cabeza a los pies, reflejo de nuestro organismo y apoyo de nuestro cuerpo.

Entiendo y trato el cuerpo como a un solo músculo, como a una cadena perfecta en la que cada parte está en relación con el resto, moldeándola como material flexible y dúctil que es, y acercarlo al equilibrio y a la armonia en las formas, disolviendo tensiones y mitigando dolores y molestias.

¿Cómo funciona?

Durante la sesión el paciente permanece tumbado en la camilla, en el mayor estado de relajación posible, aprendiendo a dejarse dar, a cuidarse. Al mismo tiempo, se va haciendo consciente de sus nudos de tensión y como es posible deshacerlos.

El terapeuta observa el estado del cuerpo en el momento presente y entra en un diálogo con él, elongando, disolviendo, flexibilizando, desbloqueando, abriéndo espacios, estimulándo, relajando… dándole a cada zona lo que necesita. Porque podemos tener un higado cargada que requiere vaciarse y al mismo tiempo un vientre átono que necesita estimularse.

El trabajo con la espalda y la columna es importante y busca disolver contracturas, tensiones y dolor… así como el resto del cuerpo de la cabeza a los pies.

Al acabar con las manipulaciones, nos tomamos unos minutos para regresar tranquilamente del estado de relajación profunda.

¿A quién puede beneficiar?

Una sesión Denshin es tan respetuosa con los limites y necesidades de cada persona en cada momento que siempre reportará beneficios. Está por ello indicada para todas las edades y condiciones.

Recibir un Masaje Denshin nos ayuda a

bullet_petitverd relajarnos profundamente
bullet_petitverd desconectar de las exigencias del ritmo acelerado de la ciudad
bullet_petitverd aliviar estados de estrés y ansiedad
bullet_petitverd tonificar, relajar y oxigenar nuestra musculatura
bullet_petitverd aliviar dolores puntuales y crónicos (lumbalgias, migrañas, problemas digestivos, cervicales…)
bullet_petitverd liberar contracturas y tensiones
bullet_petitverd favorecer el riego sanguíneo y la circulación linfática, con un efecto desintoxicante
bullet_petitverd flexibilizar nuestras articulaciones
bullet_petitverd mejorar la calidad del sueño
bullet_petitverd restablecer el equilibrio natural que perdemos en la vida diaria
bullet_petitverd prevenir enfermedades y dolencias, manteniendonos flexibles y estimulando el buen funcionamiento de nuestro sistema inmune
bullet_petitverd re-conectar con nuestro cuerpo y sus necesidades, aprender a escucharlo y a atenderlo tomando conciencia de la globalidad que somos

Cada sesión de Masaje Denshin es distinta, desde el respeto y el cuidado, me adapto a la persona que tengo enfrente, a sus necesidades del momento concreto en el que acude. No hay dos masajes iguales, porque no hay dos personas idénticas, ni la misma persona está dos veces en el mismo momento.